Yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos: “Dice Jehová el Señor, el que reúne a los dispersos de Israel: Aún juntaré sobre él a sus congregados”. Isaías 56:7-8.

BIBLIA EN AUDIO MP3 REINA VALERA 1960

BIBLIA EN AUDIO MP3 REINA VALERA 1960
HAZ CLIC EN ESTA IMAGEN Y DESCARGA LA BIBLIA VERSIÓN REINA VALERA 1960 EN AUDIO MP3 PARA QUE LA ESCUCHES Y LA REGALES A OTROS. Romanos 10:17. RV1960. Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

La Biblia

Contiene la mente de Dios, la condición del hombre, el camino de salvación, el destino de los pecadores y la bienaventuranza de los creyentes. Sus historias son verdaderas y sus decretos son inmutables. Léela para ser sabio, créela para ser salvo y practícala para ser santo. Contiene luz para guiarte, alimento para sustentarte y consuelo para animarte. Es el mapa del viajero, es el bastón del peregrino, la brújula del piloto, la espada del soldado, el cielo es abierto y las puertas del infierno son descubiertas. Jesucristo es su tema principal, nuestro bienestar es su propósito y la gloria de Dios es su finalidad. Debe llenar la mente, gobernar el corazón y guiar los pasos. Léela con calma, con frecuencia y con oración. Te ha sido dada en la vida, será abierta en el juicio y será recordada para siempre. Incluye las mayores responsabilidades, recompensará los mayores trabajos y condenará a todos los que tratan con ligereza su sagrado contenido.

lunes, 4 de abril de 2011

Dios de amor y misericordia.


El águila y la tormenta

¿Sabías que un águila sabe cuando una tormenta se acerca mucho antes de que empiece? El águila volará a un sitio alto para esperar los vientos que vendrán.  Cuando pega la tormenta, coloca sus alas para que el viento las agarre y le lleve por encima de la tormenta.  Mientras que la tormenta este destrozando abajo, el águila vuela por encima de ella. El águila no se escapa de la tormenta. Simplemente usa la tormenta para levantarse más alto. Se levanta por los vientos que trae la tormenta.  Cuando las tormentas de vida nos vienen – Y todos nosotros vamos a pasar por ello - Podemos levantarnos por encima poniendo nuestras mentes y nuestra fe hacia Dios. Las tormentas no tienen que pasar sobre nosotros.
Podemos dejar que el poder de Dios nos levante por encima de ellas.  Dios nos permite ir con el viento de la tormenta que trae enfermedad, tragedia, y demás cosas en nuestras vidas.  Podemos volar sobre la tormenta. Recuerda, no son los pesos de la vida que nos lleva hacia abajo, sino el cómo los manejamos. La Biblia dice, Isaías 40:31 – "pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán."
Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Lucas 19:10  Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.
Juan 4:10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.
Yo sé que usted aspira al bien, que tiene sed de paz y que es sincero (a) en su deseo de ayudar a los demás, usted sufre ante la injusticia, aunque también es tentado a obrar mal. Tiene una vida llena de altibajos, de esperanzas y decepciones; a veces el pasado lo agobia y el porvenir lo asusta… No tiene ninguna seguridad y tampoco sabe si la verdad existe. Opina que cada uno es libre de creer lo que quiera. Pero esto no le hace feliz… Es cierto que yo no soy mejor. Usted es mi prójimo, el que está cerca de mí. Por eso quisiera compartir con usted una noticia maravillosa que puede transformar su vida, como transformó la mía.
Hace casi dos mil años, alguien dio su vida para salvarme. Jesucristo, el Hijo de Dios, murió y resucitó por mí. Un día lo veré y viviré eternamente con él en una perfecta felicidad. Hoy tengo la certeza de que Dios me ama y me ha perdonado. Me dirijo a él como a un Padre. Sé que él también quiere salvarle a usted, porque le ama. Quiere su felicidad presente y eterna.
Si aún no conoce al Dios de amor, debe saber que él quiere hablarle mediante la Biblia. No le propone una nueva religión, sino una nueva vida.
Venid a mí, el Salvador dice A los que tienen sed; Venid y de la célica fuente De salvación bebed.  Venid a mí y descansad

Mat 11:25-30. En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó. Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre;  y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo,(K) y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. 

Bendiciones.

1 comentario:

  1. excelente reflexión, reciban muchas bendiciones en el nombre de Jesús
    Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar